‘Libertad para Venezuela’: el grito que retumbó desde el puente Tienditas al mundo          

Multitudinario concierto:  cerca de 400 mil personas estuvieron presentes en este histórico evento.

Los presidentes de Colombia, Chile, Paraguay y Venezuela, y el Secretario de la OEA, se reunieron, hablaron y ratificaron la decisión de avanzar en el cerco diplomático para liberar a Venezuela de la dictadura.

Por: Fenner Ortiz Rodríguez
Bogotá, 22 de febrero de 2019.

El puente internacional Tienditas salió del anonimato, del olvido. El murmullo del río Táchira era el sonido más estridente en el paso que une a Colombia con Venezuela, pero los ríos humanos que se dieron cita para el Concierto ‘Venezuela Aid Live’ cortaron ese silencio, casi perpetuo.

Miles de almas llegaron desde la madrugada de este viernes. Sus piernas acumularon millas. Las trochas del Táchira jamás habían estado tan saturadas.

La madrugada era fresca. Rendidos, algunos cayeron en sueño, otros esperaban.

La mañana aún no germinaba y se oyeron las palabras esperadas.

—Ya pueden pasar —dijo un patrullero de la Policía colombiana.

Una creciente humana se desbordó por el vasto espacio y, uno a uno, comenzaron a parcelar el mejor lugar para escuchar a los artistas

Cielo despejado y sol brillante.

—Hoy sí va a calentar como es— comentó un asistente.

—Yo traje cachucha —le respondió la menuda mujer, su pareja.

El reloj corría. 9:34 de la mañana. El Boeing 737-700, FAC0001, dejó su huella en el asfalto de la pista del aeropuerto Camilo Daza de Cúcuta. El Presidente Iván Duque y su comitiva descendieron. Camisa blanca, jean y unas gafas oscuras completaban el atuendo del Mandatario.

El Canciller Carlos Holmes Trujillo lo recibió. Comenzaron abrazos y apretones de manos, muchos apretones. De otra aeronave, se vieron las figuras de Luis Almagro, Secretario de la OEA; unos pasos atrás, muy cerca, la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, y el nuevo Embajador de Venezuela en nuestro país, Humberto Calderón Berti. Hubo más saludos.

b7153972-fecb-484b-bf86-369f07e28d71

Un recorrido por la pista se acompañó con un diálogo entre el Presidente Duque y el Secretario Almagro.

aee0ec69-25be-4f79-a0cb-22c10cf17f96A las 10:30 de la mañana, bajo 34 grados centígrados, aterrizó un jet blanco con franjas rojas. Traía al Presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. Muy elegante, de traje oscuro y corbata vinotinto, de lunares blancos. Alfombra roja. Lo recibió el Canciller Trujillo. Se dirigió a la sala VIP del aeropuerto y en la puerta los recibió su homólogo, el Presidente Duque. Abrazos.

Dialogaron en privado. Luego, el Mandatario paraguayo sentenció: “Venimos a ratificar nuestro compromiso de solidaridad con el pueblo venezolano, con ese pueblo que va a quedar en la historia por la resistencia a la tiranía”.

Complementó el Presidente Duque: “Esperamos que las Fuerzas Militares de Venezuela se ubiquen en el lado correcto de la historia y permitan a los voluntarios llegar a su territorio”.

Mientras tanto, en el Puente Tienditas, el vasto espacio y la tarima estaban llenos. Carteles, muchos carteles, con mensajes. “Que las estrellas brillen para todos”, “Venezolana de nacimiento, colombiana de sangre”, “Ni un muerto más”, se leía.

En los costados se veían ventas. Había cachuchas con el logo del concierto y otras con mensajes contra Maduro.

A las 11:02 de la mañana los himnos de Colombia y Venezuela se escucharon. Comenzó el concierto. La voz de la venezolana Reymar Amoroso abrió y su canción de inmigrantes sacó lágrimas. Unos minutos después, Richard Branson, el de la idea, salió al escenario y su mensaje fue sencillo: “Todos tenemos esperanza por Venezuela”.

Gente, mucha gente seguía llegando.

—Venimos para que cese el hostigamiento, que haya un gobierno de transición y que salga el usurpador —dijo un joven venezolano que no soltaba la mano de su novia.

b1cda2e9-b7a0-4312-b5ce-df782cfb6def34 grados centígrados a la sombra, el sol en su cenit. En la pista del aeropuerto Camilo Daza un avión Hércules de la Fuerza Aérea chilena aterrizó con ayudas. El descargue comenzó enseguida.

Otro avión, un C-17 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, tocó también pista. AMC Charleston 77187, se leía en la cola. En su interior, más ayuda humanitaria, y el Representante Especial para Venezuela del Gobierno de Donald Trump, Elliot Abrams.

El Presidente Duque lo esperaba, se reunieron, dialogaron y una nube de periodistas los rodeaba.

A la una y media pasadas, aterrizó un jet gris de la Fuerza Aérea Chilena y descendió de él el Presidente Sebastián Piñera. Lo esperaba su homólogo colombiano y después de los saludos, se reunieron.

Luego, el Mandatario del país austral habló fuerte ante los medios de comunicación apostados en la pista de la terminal aérea: “Si hay violencia mañana, va a ser de la dictadura, porque de parte de los demócratas nunca va a haber violencia”.

Lo secundó el Presidente Duque: “Le estamos demostrando al mundo que este proceso es irreversible y que viene el nuevo orden institucional en Venezuela”.

el pumaEl concierto continuaba su ritmo. El Puma, Juan Luis Guerra, Paulina Rubio, Miguel Bosé. La constelación de estrellas continuaba. Nadie se movía. El sol daba tregua; el calor, no.

Las banderas de Colombia y Venezuela matizaban el paisaje. Se veían algunos banderines de Estados Unidos.

Precisamente, en el centro de acopio de ayuda humanitaria, el Representante Especial Abrams pronunció unas pocas palabras en español: “Reconocemos la carga que ustedes han asumido y valoramos sus esfuerzos para liberar a los venezolanos del régimen opresor”, dijo y añadió: “Llegará el día en que caiga este régimen y la gente de Venezuela goce de una democracia”.

El día estaba lleno de adrenalina. Los presidentes Duque, Piñera y Abdo Benítez llegaron a la zona del ‘Aid Live Venezuela’ y el enjambre de periodistas los abordó. Respetuosos, respondieron:

“Hoy es un triunfo de la cultura sobre la tiranía”, afirmó el Presidente Duque.

“Lo que estamos viendo es que la fuerza de la libertad, de la democracia, es tan poderosa, que va a pasar por encima de cualquier dictadura”, dijo Piñera.

“La lucha del pueblo venezolano merece todo nuestro apoyo, nuestra solidaridad”, remarcó Abdo Benítez.

Avanzaba la agenda. El Presidente Duque le concedió la nacionalidad al cantante Miguel Ignacio Mendoza, conocido como ‘Nacho’. Feliz, juramentó. “Bienvenido a Colombia”, le dijo el Jefe de Estado. Aplausos. El turno le correspondió a la esposa del artista, Inger Pérez. Juró y sonrió.

—Y ustedes, ¿cuándo? — les dijo el Presidente a los tres hijos de la pareja. Risas y aplausos.

Abrazo binacional

Al día le faltaba un grado para llegar al punto de ebullición. 5:12 de la tarde. Los presidentes Duque, Piñera y Abdo, acompañados del Secretario de la OEA, llegaron al sitio del concierto. El Mandatario colombiano atendía a la prensa y en medio de la multitud apareció, sorpresivamente, la figura de Juan Guaidó, Presidente interino de Venezuela. Venía con su esposa. Ambos, y un grupo de diputados, habían cruzado la frontera por el puente. Lo hicieron a pie.

Los dos mandatarios se fundieron en un abrazo fraternal y en los labios del Presidente Duque se leyó: “¿La familia? ¿Bien?”. Guaidó asintió.

foto twitter
foto: twitter

La gente coreaba: “Guaidooó, Guaidooó; libertaaaad, libertaaaad…”.

Llegó la noche y con ella los balances. Los cuatro presidentes y el Secretario de la OEA dieron el parte. Cada uno sacó su conclusión, pero todos con el mismo norte: la libertad de Venezuela.

Los mensajes fueron contundentes:

“La presencia del Presidente Guaidó es la más clara demostración de que tiene el apoyo de todo un pueblo para que no le restrinjan su movilidad, y está hoy como Presidente legítimo de Venezuela en este encuentro en Cúcuta”, dijo el Presidente Duque.

“¿Cómo llegamos aquí hoy, a Colombia, cuando prohibieron el espacio aéreo, todo tipo de zarpe marítimo, obstaculizaron las vías, dispararon a diputados que venían en caravana a la frontera? Estamos aquí, precisamente, porque las Fuerzas Armadas también participaron en este proceso. Esa es la verdad”, contó el Presidente Guaidó.

“No hay ninguna fuerza capaz de detener la fuerza incontenible de la libertad, de la democracia, que han expresado los venezolanos y sus amigos latinoamericanos durante los últimos meses y años”, enfatizó el Presidente Piñera.

“Hoy la causa de la democracia, de la libertad de Venezuela, es la causa de todos, de muchos otros países y líderes del mundo que no han permanecido indiferentes y que han tomado postura”, subrayó el Presidente Abdo Benítez.

“Le decimos al usurpador que no sea cobarde y que no sea indecente. Que no sea cobarde, de atacar a desarmados y a voluntarios indefensos, y que no sea indecente, de actuar completamente despojado de la ética y transformar este tema en un modelo más de represión, a lo que nos ha acostumbrado en el mundo entero”, enfatizó el Secretario Almagro.

El concierto llegó a su fin. El remate: el tema ‘Imagine’, de John Lennon. Luego, un mensaje empezó a llegar a los celulares: “Nos quedamos todos. Mañana vamos a apoyar la entrega de la ayuda humanitaria”.

 

fotos – Fuente: Presidencia de la República

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s