La pavimentación del barrio Luis Carlos Galán transformó la vida de sus habitantes

Con una inversión de 5.023 millones de pesos de las regalías que recibe La Jagua de Ibirico, el barrio Luis Carlos Galán de este municipio renació, gracias a la pavimentación de 18,821 metros, aproximadamente 40 cuadras, que beneficia a 22.184 residentes del sector.

Después de 30 años, hoy se percibe un barrio próspero desde la entrada por sus calles pavimentadas. Hay ingreso y salida de motos, motocarros, volquetas, carros, camiones recolectores de basura y niños corriendo por los andenes, lo que demuestra que mejoró la movilidad vehicular y peatonal. Las familias optimistas han emprendido pequeños negocios y no hay quien niegue que esta obra cambió en un ciento por ciento el aspecto del sector.

Desde que llegaron los primeros pobladores, hace más de tres décadas, las familias de este sector padecían la problemática de calles destapadas; de vías polvorientas y llenas de grandes piedras, lo que los alejó del progreso y era impedimento para transitar en algún medio de transporte, esto sumado a todo lo que la falta de pavimentación conlleva.

Tal como relata la profesora Yusdarly Posada “370 familias invadieron lo que antes era un terrero, hace 37 años y esto era intransitable. Con el pasar de los años las juntas comunales hacían actividades y traían volquetas de la mina con tierra para tratar de nivelar, pero el agua se llevaba todo y otra vez quedaban las piedras. ¡Uy, La vida nos ha cambiado bastante! Ya podemos transitar, se han valorizado las casas. Los niños ahora van al colegio en mototaxi y no aguantan el sol inclemente caminando”.

Mientras recorría el barrio mostrando todas las cuadras pavimentadas, Reinaldo Salazar, mototaxista contó que gracias a Dios las carreteras se pavimentaron porque no podía ejercer su oficio en su propio barrio.

Nadie se atrevía a entrar y nos negábamos a traer pasajeros para acá porque la dificultad era muy grande. Ahora, además de poder servirle a la gente tenemos más ingresos. Yo hago transporte escolar a niños del barrio, los recojo y los llevo y cobro 40 mil mensual por cada uno. Es un beneficio para los niños que yo tienen que caminar y asolearse para ir a estudiar”.

Proyecto superó estado crítico, gracias al plan de mejora  

Dos meses antes de ser entregada esta obra, con la visita de seguimiento del Sistema General de Regalías del Departamento Nacional de Planeación (DNP), se detectaron fallas en las vías tales como desgastes superficiales prematuros, grietas en losas, andenes fisurados, bordillos sin dilataciones, arena contaminada, así como otros materiales de baja calidad.

Lo anterior dio origen a un plan de mejora hacia la administración local, para que el proyecto fuera entregado a satisfacción y así velar por la inversión eficiente de los recursos de las regalías. Las oportunidades de mejora encontradas por el Equipo de Seguimiento de la Coordinación Regional Caribe I del Sistema de Monitoreo, Seguimiento, Control y Evaluación de la Dirección de Vigilancia de las Regalías demostraron que hubo debilidad en la planeación, en los estudios y diseños.

Al respecto, el director del DNP Simón Gaviria Muñoz destacó que “le estoy haciendo marca personal a cada obra, a cada peso y a cada proyecto. Las inversiones eficientes deben llevarnos a combatir la corrupción, ahorrar costos y tiempos de ejecución”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s