Bajo el lema “Camino al Desarrollo Materno Infantil”, Gobernación del Cesar busca evitar la desnutrición en los niños de Becerril

Comprometido con el bienestar de los niños del departamento y con el propósito de mejorar las condiciones nutricionales de los infantes, el gobernador Francisco Ovalle Angarita y sus equipos de las sectoriales Salud y Política Social, iniciarán el pilotaje del proyecto “Camino al Desarrollo Materno Infantil”, cuyo objetivo es garantizar la disponibilidad y capacidad resolutiva para la atención de la morbilidad y mortalidad infantil asociada a la desnutrición, mejorando así la calidad de vida de niños y madres gestantes, así como los indicadores en salud.

 

En respuesta al ofrecimiento de la Multinacional Nestlé Colombia, que quiere contribuir con el bienestar de los cesarences, a través de una donación de suplementos nutricionales, contando con el apoyo y la experiencia de la Sociedad de Pediatría del Cesar, se iniciará con  el pilotaje del proyecto en el municipio de Becerril, escogido por la alta población de niños indígenas de la etnia Yukpa que se encuentran en alto grado de desnutrición.

 

En la estrategia interinstitucional en conjunto con la Alcaldía de Becerril, la ESE Hospital San José y las Empresas Administradoras de Planes de Beneficios de Salud (EAPB) que tienen población afiliada, como son Dusakawi EPSI, Cajacopi, Comparta, AMBUQ, Coomeva y Nueva EPS.

 

“Vamos a caracterizar a una población de 1500 beneficiarios, niños entre los 6 meses y los 5 años y madres gestantes, a quienes les vamos a garantizar una atención nutricional completa para evitar que se nos presenten niños con bajo peso al nacer y menores de cinco años con desnutrición aguda.  Este es apenas un piloto, y confiando en que con el compromiso de todos los actores vamos a tener un buen resultado, vamos a poder ampliarlo a otros municipios, porque este es un tema prioritario para la Administración Departamental”, dijo el gobernador Francisco Ovalle.

 

La secretaria de Salud Departamental, Carmen Sofía Daza, explicó que una vez caracterizada la población infantil entre 6 meses y 5 años de edad, y las mujeres embarazadas, se realizará un tamizaje de talla, peso, hemoglobina y hematocritos para determinar el grado de desnutrición o los posibles riesgos de sufrir desnutrición: “con toda esta población se procederá a una desparasitación y luego se aplicarán tratamiento con micronutrientes y/o sulfato ferroso, según sea el caso, y se hará seguimiento durante dos meses”, dijo la funcionaria.

 

Pero el proceso no culmina allí; la primera dama, Edna María Vigna, aseguró que lo que se quiere con esta iniciativa es mejorar las condiciones de las familias, con el fin de que los niños no recaigan en la desnutrición: “vamos a disponer de un equipo interdisciplinario con médicos, pediatras, nutricionistas, sicólogos, trabajadores sociales, para hacer seguimiento y garantizarles a los pequeños un buen estado de salud; así mismo, para cuando ellos regresen a sus hogares, vamos a tener listo un programa de seguridad alimentaria, con cultivos de pan coger, con los que sus padres les van a asegurar una buena alimentación”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s