El sur del Cesar se transforma en escenario de paz

ENTREGA SUR DEL CESAR (2)Después de más de 20 años y con su familia incompleta, esta mujer reconstruirá su vida en el campo y creará condiciones de bienestar y comodidad, que le permitan minimizar la brecha de dolor y sufrimiento que vivió a causa de la violencia.

Más familias que fueron víctimas de desaolojo en el sur del departamento del Cesar en la década de los 90, continúan retornando a sus predios, luego de que decisiones judiciales han ordenado amparar el derecho a su restitución jurídica y por consiguiente a reestablecer el dominio de ellos.

En esta oportunidad, la justicia llegó a la Parcela 38 Diana, ubicada en la parcelación La Carolina del municipio de San Alberto, donde una mujer que sobrevivió al dolor de la perdida de seres más queridos a causa de la violencia, regresa no sólo para recuperar su territorio, sino para mantener aquello recuerdos que en un momento de la vida, la hicieron sentir una persona completamente feliz.

Sin embargo, actos de violencia perpetrados por grupos paramilitares generaron el desplazamiento forzado de mucho de los habitantes en la región, en especial para ella luego de que fueran asesinados en el patio de su casa y delante suyo, su esposo, su hermano y un particular en octubre de 1994.

ENTREGA SUR DEL CESAR (1)Para ese momento, su vida se transformó, le tocó asumir sola las responsabilidades del hogar y como si no fuera suficiente,  esos mismos paramilitares asesinaron meses después a uno de sus hijos cuando se desplazaba al mercado a comprar algunas provisiones.

Eso, sumado a las constantes amenazas, a las extorsiones y consciente de que no soportaría la pérdida de otro ser querido, huyó con la tristeza y el dolor que produce el abandono de lo que fueron muchos años de esfuerzo y trabajo.

Fueron más de dos décadas que permaneció lejos de su hogar sobreviviendo a las dificultades de la ciudad, sin embargo, nunca dejó de soñar con recuperar y regresar a esa tierra que fue suya y que ahora se hace realidad, tras la entrega oficial y material que realizó el Juez de Restitución de Tierras de Valledupar  “Gracias Dios mío por devolverme esta tierra en la que tanto trabajé, gracias a la Unidad por regresarme este terreno que es mío. Hoy es el día más feliz de mi vida, hoy volví a nacer”, manifestó la víctima a todos los que se encontraban presentes.

Para esta mujer, la edad no será lo que le impida regresar y comenzar nuevamente las labores propias del campo. Ella dice poseer las mismas fuerzas para ejecutar las acciones necesarias y correspondientes que le permitirán obtener la productividad que tenía hace 20 años.

En un acto simultáneo, la felicidad también acompañó a otro restituido de la misma parcelación, luego de que recibió nuevamente su predio,  La Victoria, el cual tuvo que abandonar hace 23 años debido a las amenaza de grupos de Autodefensas que lo tildaron de guerrillero. En la diligencia judicial, esta víctima  expresó: “Gracias al gobierno nacional por esta gestión que trae paz y que permitió que uno regrese al campo a trabajar nuevamente”.

Fuente: Unidad de Restitución de Tierras

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s