Autoridades sanitarias realizaron 2° Comité de Vigilancia Epidemiológica para analizar casos de la Casa del Abuelo y Batallón de Ingenieros

foto Hernando Vergara
Casa del Abuelo. Foto: Hernando Vergara

Con el apoyo de personal del Instituto Nacional de Salud, las secretarías de Salud Departamental y local realizaron dos Comités de Vigilancia Epidemiológica, COVE, para analizar los casos ocurridos en La Casa del Abuelo y en el Batallón de Ingenieros y avanzar en las investigaciones respectivas.

En el primer comité, efectuado el día que se registró la emergencia, se conformaron tres equipos  de epidemiólogos de las dos Secretarías, que visitaron las clínicas en donde se encuentran los pacientes, así como La Casa del Abuelo y el Batallón. Se hizo investigación de campo y toma de muestras  procesadas por el Laboratorio de Salud Pública algunas y otras enviadas al Instituto de Medicina Legal, entidad que ha dado todo su apoyo para avanzar en estos casos.

En lo referente al tema de alimentos, específicamente el análisis de la leche en polvo consumida por los abuelos intoxicados, las muestras fueron enviadas al INVIMA para realizar parámetros microbiológicos y fisicoquímicos diferentes a los realizados en Valledupar que hasta el momento han arrojado resultados satisfactorios, pero hay que esperar 72 horas para entregar un resultado definitivo.

Es importante anotar que se tomaron muestras de sangre a dos de los ancianos hospitalizados para  determinación de colinesterasa, que resultó en los niveles normales, lo cual descarta una intoxicación por plaguicidas de los grupos organifosforados y carbamatos.  Sin embargo, con el apoyo del Instituto Nacional de Salud, se realizarán pruebas para determinar si hay presencia de este tipo de sustancias en los alimentos.

Al finalizar anoche el segundo comité se informó que 31 soldados son  atendidos en centros asistenciales de la capital del Cesar, se encuentran estables, todos fuera de peligro y bajo tratamiento. En cuanto a los abuelos, evolucionan favorablemente, y solo uno queda bajo diagnóstico reservado. Lo único que se tiene claro, según el informe del COVE hasta el momento es el dictamen que emitió el Instituto Nacional de Salud sobre la muerte de un militar por meningoencefalitis, las causas del estado de salud de  los demás militares enfermos están por determinar, lo mismo que las causas de la intoxicación masiva de ancianos.

El COVE determinó que quedan abiertos ambos casos porque están en investigación, a la espera de los resultados del análisis de muestras biológicas y  de alimentos, de pruebas de sustancias químicas, y pruebas toxicológicas. Igualmente informó que se continuará con el plan de trabajo interinstitucional del que hacen parte el Instituto Nacional de Salud, la Secretaría de Salud Departamental, la Secretaría Local de Salud, con el apoyo del Instituto de Medicina Legal y el Ejército Nacional, que tiene como fin, conseguir los resultados que determinen las causantes de los brotes.

 

Fuente: Secretaría de Salud

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s